¿Qué es coworking?

    • ¿Cómo y dónde nació el coworking?

El término coworking nace en el año 2005, debido a los cambios en la economía, fue difundido por Brad Neuberg. El creó un espacio de coworking en San Francisco llamado el ‘Hat Factory’, un loft dónde trabajaban tres freelances. Más tarde, el mismo Neuberg creó el ‘Citizen Space’, que fue realmente el primer espacio de coworking en Estados Unidos. Neuberg explicó la razón por la cual, luego de dejar su trabajo en una empresa, decidió crear su primer espacio para coworking: “Me pregunté ¿por qué no puedo combinar los mejores aspectos de trabajar para mí mismo (libertad e independencia) con los mejores aspectos de trabajar para una empresa (estructura y la comunidad)? El coworking nació a partir de esto.

    • ¿Qué es coworking?

El coworking o cotrabajo en español es una forma de trabajo que permite que profesionales de diferentes sectores, autónomos, emprendedores y empresarios comparten el mismo espacio físico para trabajar en sus propios proyectos.

Pero el coworking no solo es compartir gastos y romper con el aislamiento, también se trata de pertenecer a una comunidad de individuos que están abiertos a intercambiar ideas, proyectos, conocimiento, y lo más importante, están dispuestos a colaborar.

Un coworking no es sólo un espacio físico: si no hay alguien que se ocupa de conectar y crear oportunidades entre los miembros, no es un espacio de coworking.

Por eso el gestor del coworking debe dedicar un tiempo para elegir bien a sus inquilinos aceptando perfiles profesionales complementarios, y desarrollar espacios comunes donde se facilite la conversación

El objetivo del Coworking es agrupar a todos los profesionales independientes que busquen compartir un espacio de trabajo con el fin de enriquecer sus conocimientos, crear una comunidad más allá de las relaciones laborales, crear sinergias y la oportunidad de construir algo único.

    • Actualidad

La realidad de hoy en día es que hay trabajo, pero cada vez menos empleo: las grandes empresas cuentan cada vez más con plantillas reducidas y externalizan muchos de los apartados de su producción. Cada vez hay más multinacionales de una sola persona. Pequeños equipos pueden hacerle la competencia a grandes compañías. Por estos cambios y por las necesidades de las nuevas microempresas y de los autónomos es precisamente por lo que se está dando la actual explosión del coworking: responde a una necesidad que no estaba cubierta hasta ahora por el mercado.

Los espacios de coworking están brotando por todo el planeta, es un movimiento global que está cambiando el modo de trabajar y la forma de interactuar en los espacios de trabajo. Forbes estima que esta práctica irá creciendo, dado que el número de trabajadores independientes de pequeñas empresas está aumentandocada vez más. Las empresas y las agencias demandan mucho este perfil profesional (freelance) en lugar de contratar a gente de planta.

El número de espacios de coworking en todo el mundo casi se duplica cada año. A principios de 2014, se estima que existían ya más de 2000 espacios de trabajo cooperativo en el mundo.

    • Aspectos diferenciadores

La gran diferencia de este espacio singular con respecto a los centros de negocio y las clásicas oficinas compartidas es la figura del gestor, la persona que trabaja a tiempo completo para que los miembros se conozcan mejor y generar el clima de confianza y las dinámicas de colaboración que van a permitir acelerar las oportunidades de trabajo y ayuda. Por último cada persona comparte lo que quiere y con quienes quiere.

Un buen coworking debe fomentar la creatividad y la colaboración, impulsar el uso de Internet y las redes sociales, habilitar espacios comunes y abiertos para sociabilizar, tener una zona de ocio obligatoria (cocina o cafetera, por ejemplo), donde los usuarios puedan charlar y comunicarse y ofrecer originalidad y personalidad que hagan cada coworking diferente